La función básica de este cerramiento se basa en el principio de elevar-correr-bajar. En la posición final, cuando el módulo permanece cerrado, obtenemos un cierre estanco a través de las juntas de goma integradas en el sistema, que nos proporcionan un aislamiento térmico y acústico muy superior al nivel normal de las correderas simples.
 

Ventajas del sistema

  • Es posible accionar módulos de hasta 400 kgs.
  • Mecanismo para puertas con un amplio espectro de aplicaciones para alturas de hoja de hasta 2765 mm.
  • La técnica innovadora de los carros hace posible un deslizamiento suave e incluso más silencioso de la hoja.
  • Paquete de seguridad para todos los elementos correderos.
  • Posibilidad de automatización.